CONSTRUCTORES DE HUESOS

Hasta los 20 a 25 años todos tenemos la oportunidad de desarrollar nuestros huesos en tamaño y densidad. El ejercicio. El ejercicio y un adecuado aporte de calcio son fundamentales para lograrlo. Si usted llega a la edad adulta con huesos fuertes y resistentes, tenga la seguridad que estará empezando en inmejorables condiciones la inevitable descalcificación futura de los huesos, ganándole la batalla a esta enfermedad que los torna quebradizos… y la llaman osteoporosis.
El calcio es el mineral más abundante del cuerpo humano. Un adulto medio tiene distribuido en el cuerpo aproximadamente kilo y medio de este mineral y casi su totalidad se concentra en huesos y dientes. Pero además de ser un componente fundamental en la constitución de los huesos (función mecánica), el calcio cumple una función metabólica indispensable para la vida ya que permite que se contraigan los músculos, entre ellos el del corazón, y hace posible la transmisión de los impulsos nerviosos.
Cuando existe déficit de este mineral, nuestro organismo no tiene otra alternativa que sacrificar el calcio contenido en los huesos para favorecer la función metabólica a fin de conservar la vida.

EJERCITE SUS HUESOS:

Hasta los 20 años aproximadamente nuestros huesos crecen en tamaño y densidad. El ejercicio, y un aporte adecuado de calcio en la dieta, son fundamentales para lograr que crezca fuerte y compacto. Nuestros huesos son sensibles al movimiento y a la actividad de la misma forma que los músculos. Mientras más los ejercitamos, más crecen.
Por eso promueva la práctica de deportes y ejercicios entre sus hijos.

EL VALOR DEL CALCIO:

En los niños se recomienda una dosis entre 600 y 900 mg. Diarios. Algunos médicos consideran que esta cantidad puede elevarse a 1200 mg. Diarios en algunas etapas de la pubertad. En los adultos se recomienda disminuir el consumo de leche y quesos por su alto contenido de grasas.

PREVENIR LA OSTIOPOROSIS:

Las mujeres deben asegurarse de satisfacer sus requerimientos de calcio para evitar la osteoporosis en la menopausia.
La luz solar también es necesaria para el fortalecimiento esquelético. La luz del día (no tiene necesariamente que venir directamente del sol) estimulan en la piel la síntesis de la vitamina D. Esta vitamina acciona la formación de huesos a nivel de las células osteoblastos y favorece la absorción del calcio por el intestino.
En caso de que su hijo no tolere la lactosa, recurre a otros tipos de leche que contienen glucosa en su composición. Por lo general es muy fácil satisfacer los requerimientos de calcio en un niño.
El calcio es indispensable en los primeros años de vida para asegurar una adultez y vejes saludable.

ENEMIGO DE SUS HUESOS:

TABACO:

Reduce el promedio de la vida media del estrógeno. Es decir, disminuye la acción protectora que tiene esta hormona sobre el hueso.
DIETAS POBRES EN CALCIO (leche, queso, yogur).
EL USO INDISCRIMINADO DE CORTICOIDES. Hay algunas medicinas que contienen sustancias conocidas como corticoides. En caso de niños con asma, problemas renales o reumatológicos que requieran el uso de corticoides, es necesario elevar la cantidad diaria de calcio para minimizar el deterioro que este compuesto produce en los huesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada